1

 

                                         LAS DOS CARAS

 

El muchacho traía el cartel “En este barrio el que no quiere no se muere”. El viento le agitaba la bufanda pero el cartel parecía de chapa. Se detenía frente a una puerta y podía pensarse que lo iba a clavar allí porque lo bajaba de sus hombros y lo recostaba a la pared. Pero no. Lo hizo tres o cuatro veces y cambió de vereda. Entonces tuvo público. De los que se hacen los distraídos y de los que preguntan. Cuando ya se había ido de la cuadra, supe que un vecino le había dicho que por qué no ponía en la parte de atrás “En este barrio se puede venir a morir tranquilo”. Yo recuerdo los colores de la bufanda y una figura que formó en el aire.

 

       
 

 

Dirección para
contactarse con esta
página:

leogaret2017@gmail.com