EL VUELO

1


Y yo rompí a volar para el lado de adentro
allí no había ni la línea de cielo
casi estaba al borde de las rocas estaba
atado a un pañuelo de despedida y a un mapa
en el pañuelo casi estaba en el pañuelo.



Fue como nadar de espaldas
sin saber cuándo me esperaba la roca

que me esperaba

fue como viajar al centro y al rostro que envolvía

antes
a cada palabra

volverme en el camino
dando vuelta la huella de mi zapato en la arena
dando vuelta la arena

el zapato
y el pie.

 

Viajo con mis primeros años y todos los días
a ponerlos en mi cuerpo
y que allí desaparezcan.
Mis días caben en este cuerpo

y en este día.

Nadie suponga que estoy quieto

porque estoy sentado.



VISITA


Vayamos a tu sobrino Pepe
a quien levantas en recortes de papel
en frases quizás pronunciadas
a tu enfermedad tan complicada
que desembocó en esta salud pletórica

te pregunto por tus plantas
el verde y el día de la plantación
los familiares muertos o lejanos
que yo no conocí y rescato
en tus palabras

la tarde empieza a decaer
dejame repetir las historias aprendidas
hoy el ayer está habitando el presente.

 

 

PROFESIÓN DE FE


Creo (en) los árboles azules
creo (en) el cielo escondido atrás de los árboles azules
y (en) la tierra verde creo.

Creo de creer y de crear
y en el margen verde
dulce y lejano como libro de estampas azules
creo al atardecer cuando (nos) vemos
uno en los ojos del otro

mientras nuestros dedos buscan
el borde una rosa
buscan la rosa.

       
 

 

Dirección para
contactarse con esta
página:

leogaret2017@gmail.com