Saída da página

 

Tu libro me pareció estupendo, y anoche, releyéndolo, confirmé que está entre lo más valioso de tu producción y lo mejor que he leído últimamente de otros poetas. Admito que estoy en un momento espléndido para leer poesía, pues he asumido como pocas veces en los últimos años mi tendencia reflexiva y he desarrollado una percepción más fina con respecto a la palabra. La insoportable oscuridad de este mundo me ha lanzado como un bruto hambriento sobre la poesía. No podrías imaginar cuánto me emocionó ese notable poema que arrastra "la memoria de la casa". Aquí, en las alturas del Salvo, donde a veces "la noche es plena aunque siempre es demasiado lo que falta", sentí que estábamos muy juntos en la evocación y en el dolor. ¿Será ese el valor más rescatable de la verdadera poesía? Me entusiasmaron las "vegetaciones de hierro que nacen en los puertos del mundo" y el deslizamiento, desde "el borde al centro de los cuerpos", de la propia identidad, que es también la de lo "otro", el Ser de todo lo que existe, y" los ángeles colgados de los bordes", y "las almas asomadas al vacío como los corazones de los pájaros", y la mágica posibilidad de "colgar colores en otro cuarto", y hasta,¡extraordinaria imagen! la dicha de "levantar una hora sobre el dedo para mirarla fijo". Por suerte para ti y para nosotros, tus poemas jamás se desvanecerán después de la lectura, y no podrías imaginar cuánto me alegro de eso, pues te aprecio y te admiro realmente.

Ricardo Prieto

       
 

 

Dirección para
contactarse con esta
página:

leogaret2017@gmail.com